BEBÉ FRIKI

domingo, 5 de enero de 2014

La cabalgata de Reyes



En verano me llevaron a ver los Moros y Cristianos, pues la cabalgata de Reyes es como un desfile pero cambian los señores con espadas por animalitos, camellos y regalos. Y en lugar de un Rey Moro y uno Cristiano hay uno canoso, uno rubio y uno negro.

En esta cabalgata hay mucha más emoción, te lanzan caramelos a matar. A mí me atinaron dos veces en toda la cabeza, el cambio en mi fisonomía craneal no es mucho porque estoy lleno de chichones y morados por una manía tonta que me ha entrado de ponerme de pie y hacer el bruto. También me gusta el sonido de la cabeza contra las cosas en general. 

Al lío. La cabalgata es muy chula y como lleva colores, atracciones, fuegos artificiales, nieve, acróbatas y patos me lo pasé genial. 

Luego intentaron llegar a la Plaza a ver los discursos de los Reyes Magos y la cosa se torció. Mi mami casi se pega con medio mundo, concretamente con señores mayores y señoras extrañas que comentaban que: “Nunca irían a esas cosas con bebés”. Concepto que hizo mucha gracia a mi mami que argumentó que es verdad, que reyes es una fiesta del IMSERSO y no de niños por la cantidad de viejunos intolerantes que querían primera fila a nuestro alrededor. Finalmente no hubo ninguna baja digna de mención y nos tomamos unas hamburguesas gigantescas para celebrarlo. 

Se vino Tita Iratxe que se lo pasó casi tan bien como yo pero que además se tomó un chocolate y se llevó regalos de Reyes adelantados. Parece que le gustaron mucho. 

Por lo demás se supone que debo de dormir o Baltasar, que es mi Rey Mago porque no soy racista, no me va a traer nada de nada.

Canción: Son los Padres - Astrud

Publicar un comentario

SIGUENOS EN INSTAGRAM

 
Arriba