BEBÉ FRIKI

lunes, 9 de diciembre de 2013

De Disney a Laponia

Siguiendo mi recorrido por El Corte Inglés tengo que informar que si los cómics molan Disney mola aún más. Mi papá odia a Mickey pero a mi mamá le cae bien. Y a mí si me dejan jugar me da igual quién sea. Soy un vendido.

La planta cuarta de El Corte Inglés escondía un reducto para los amantes de Disney. Los de toda la vida y las nuevas incorporaciones. Preciosas decoraciones y juegos para todos, desde piscina de bolas a zona de disfraces de princesas para las niñas (bueno, yo también me disfracé, ¿vale?)

Me dejaron gatear por todas partes, coger juguetes de las estanterías, comerme las bolas de la piscina, conocer a los monstruos de Disney y hacer muchas perrerías.

Pero la parte que mola para los mayores es la zona de compras, los tres primeros pisos. Desde el bajo dedicado a los adornos navideños a la primera planta de comida dulce, segunda planta de regalos curiosos y tercera de tecnología. Todo precioso, muy bien decorado y lleno de rincones muy cucos. En uno de ellos apareció Santa Claus, este señor que está en todas partes y allí que me llevaron a hacerme una foto.

La conversación fue de lo más curiosa.

-Bebé, mira vamos a sacarnos una foto con Papa Noel. 

Papa Noel pone cara de mucho miedo.

- Al niño le voy a asustar.

-¿Y eso por qué? No, a Bebé no le asusta nada. Ya verás.

Y allí me quedé mirando al pobre hombre que me sujetaba con dos dedos como si fuera a morderle, mearle encima o llorar como si no hubiera mañana.  La situación se alargó hasta que hubo finalizado la sesión de fotos y Papa Noel respiró aliviado.

He  llegado a la conclusión de que era él el que me tenía miedo a mí...

Canción: Disneyworld - Lagartija Nick.


1 comentario :

SIGUENOS EN INSTAGRAM

 
Arriba