BEBÉ FRIKI

lunes, 14 de octubre de 2013

Suelo nuevo

He invadido del todo el salón. Eso si, nadie puede decir que no lo he dejado bonito y colorido.

La última adquisición es un suelo blandito para conservar mis recién adquiridos dientes.

Lo han comprado porque tengo tendencia a cuando me canso dejarme caer cual saco de patatas contra lo que haya debajo, ya sea la almohada, la cabeza de papá o un hacha afilada. De este modo pretenden salvaguardar me de golpes tontos aunque no se sí eso es posible.

Al menos tengo que decir que a parte de bonito parece comestible. Y

a os contaré...

Canción: Sticking on the Floor - Artic Monkeys


2 comentarios :

  1. Esos suelos de puzzle que adornan toda casa en la que haya un bebé son una maravilla pero lamento comunicarte que no son nada comestibles, mi bicho por más bocados que le dio no logró arrancarle ni un trocito. Y tampoco evitan que os deis golpes a diestro y siniestro, pero el salón queda mucho más bonito y decorado, eso sí. ¡Besos!

    ResponderEliminar
  2. Teniendo en cuenta que mi capacidad motora aumenta es verdad que el número de golpes que voy recibiendo va en aumento contra paredes, sillas y mesas pero no está nada mal lo del suelo porque de vez en cuando me olvido de eso de la columna vertebral y me doy unos piñazos de espalda de traca. Y lo que es más importante con el suelo de obra que tiene la casa de mis papis voy a pasar mucho menos frío. En lo de comerlo... estoy en ello, pero tengo buenos páspitos sobre ello. jeje

    ResponderEliminar

SIGUENOS EN INSTAGRAM

 
Arriba