BEBÉ FRIKI
Mostrando entradas con la etiqueta Peppa Pig. Mostrar todas las entradas
Mostrando entradas con la etiqueta Peppa Pig. Mostrar todas las entradas

viernes, 31 de marzo de 2017

Barco Pirata del abuelo Dog de Bandai

Como casi todos sabéis soy un psicópata de los barcos, peces, tiburones, pulpos y cualquier cosa marina que se me cruce por el camino. Ahora estamos ampliando la flota naval en casa. Los barcos molan, y mucho. y contra más grandes mejor, y si se pueden meter en la bañera lo multiplicas por mil.



Cuando mi madre me preguntó qué quería, así en general, por mi cumpleaños, que por cierto está al caer,  lo suelto como quién no quiere la cosa... Pues decidí pronunciarme de forma rotunda: Un barco de Peppa Pig. La verdad es que había pensado en una barquita o en el barco del abuelo Pig pero cuando apareció lo que os voy a enseñar lo flipé.


Así que si, por increíble que os parezca y como podéis ver en la reacción del vídeo, pues a mi estas cosas me llegan a la patata.

El barco pirata tiene dos cosas que molan mucho:
 
1. Posibilidad de juego terrestre. 

El barco tiene unas ruedas que permiten arrastrarlo por el suelo sin problemas y jugar como si fuera un coche. Cosa que para niños de tres años es casi el sueño de una vida, todo debería tener ruedas.

2. Posibilidad de juego de ataque. 

Si, eso de jugar con el barco tal cual moña pero al idea es que como barco pirata que es le tengo todo el día buscando tesoros o luchando con el resto de barcos, que aunque no tenga cañones se defiende bastante bien... Además va genial para el tamaño de mis tiburones, no hay mayor peligro para un pirata que un tiburón blanco con hambre y ganas de echar el diente a Peppa Pig.


Las piezas de adorno del barco son fijas y además de plástico flexible. En casa hay mil barcos y todos has sufrido mutilaciones varias. Mástiles, barandillas y timones han sido perdidos, rotos o ambas cosas a la vez, además las velas son o de tela, que acaban muy feas a la primera que les tocas con las manos pringosas, o de una especie de papel/fieltro que es bastante horroroso, algunas ni las hemos colocado al montar los juguetes para adelantar acontecimientos. Por eso el barco de Peppa promete quedarse con todas sus piezas en su sitio y además sin posibilidad de ser arrancado (venía totalmente montado así que no hay piezas extraíbles).

Y para más emoción tiene tres figuras de la serie. Abuelo y Danny Dog y Pepa, todos ellos con su indumentaria de pirata dispuestos a salir a conquistar los mares y los océano y encontrar tesoros, luchar contra los malos y ser atacados por tiburones.

Además el abuelo y Danny llevan sombreros piratas que se pueden poner o quitar así que pueden ejercer sus funciones en muchos juegos dejando de ser piratas.

Esas piezas tienen una base redonda para poder ponerse en unos orificios en el barco y quedarse fijados durante el juego. Son de plástico rígido y hay que tener cuidado al manipularlas, sobre todo las de Peppa y Danny porque pueden romperse si reciben un golpe.


Las figuras son de dos materiales, uno más rugoso en las cabezas y plástico en el resto, además sus bracitos se mueven un poco permitiendo algunas opciones de juego y agarre. Estos en concreto no pueden sacarse de las bases de sus pies pero estas hacen que se mantengan de pie con bastante estabilidad. 

El barco es además muy ligero lo cual hace que puedas trasportarlo fácilmente aunque no sea del todo pequeño. Yo es que soy muy de sacar un juguete de casa al día.

Como dije antes no tiene pilas así que las habilidades del barco son infinitas porque dependen de tu imaginación. Así que debo decir que si te molan los barcos, los piratas o Peppa Pig. E incluso si te gustan las tres cosas a la vez es un regalo ideal.

De todos los juguetes de Peppa estamos muy enamorados de nuestro reloj inteligente y ya le tenemos echado el ojo a la casa y la escuela. Son juegos super dinámico que permiten hacer un montón de cosas y echarle mucha imaginación al asunto. Y es que la cantidad de muñecos de Peppa de Bandai es muy, muy grande.


miércoles, 30 de noviembre de 2016

Peppa Pig y su Smart Watch de Bandai

Peppa Pig ha venido a esta casa para quedarse. La verdad es que el no tener televisión convencional ayudó a mantenerla a raya pero desde que estamos suscritos a Netflix sale la cerdita enseguida que pones la sección de niños, con su acento británico y sus aventuras convencionales para hacerse hueco en mi pequeño corazoncito...De hecho acabo de ver que han estrenado la película en el cine  no pienso parar hasta que no me lleven a verla, y por si no lo sabéis a cabezón no me gana aún nadie de más de un metro.


El otro día mi señora madre apareció con un paquetón en el salón. Si, no lo voy a negar, siempre que hay un paquete tengo el increíble deseo de que sea un tren, aunque tenga dos mil siempre hay hueco para un tren más. Pero no lo era, era algo infinitamente más surrealista a la vez que blandito... Era Peppa Pig y su SmartWatch. Soy el primer miembro de la familia en tener uno. ¡Chuparos esa padres tecnológicos! La traducción literal es "reloj listo" así que la cosa promete ser educativa y divertida a partes iguales.

El Smart Watch además venía con un peluche de Peppa Pig así que tirando de instrucciones, intuición y mucho dar a botones hemos entendido el aparato y ya soy capaz de usarlo yo solito, ¡Y eso que tengo sólo tres años! La cosa es que viendo las fotos y explicaciones no entendíamos la magia, pero sobre todo la relación que podía tener el reloj con el muñeco y hablando con otras mamis mi progenitora se dio cuenta de que sus dudas eran las mismas en el resto de los mortales: ¿Cómo interactúa el muñeco con el reloj? ¿Un niño tan pequeño sabrá usarlo? ¿Aprenderá? ¿Se aburrirá? ¿Resultará cómodo? 

El reloj de Peppa Pig tiene cuatro modos de juego: 

- Las vocales, que da un ejemplo de algo escrito con cada una de ellas. 
- Instrumentos musicales, con sonidos de cada uno
- Las horas del día y lo que se hace en ellas.
- Modo cuento (mi favorito)

La primera respuesta es "no", no se trata de un reloj, no se pone en hora ni se sabe qué hora es. no en vano el público objetivo es a partir de 3 años así que les queda un poco lejos el poder interpretar y leer horas, aunque su función de horas del día hace que te familiarices con conceptos como "levantarse", "desayunar" o "ir a clase" con una hora bastante aproximada y te van sonando términos como mañana y tarde. 

La otra función que puede resultar más complicada de explicar es la de cuento, pero tiene mucho más sentido si te cuentan el cuento con la voz de Peppa,  y más aún si lo hace el peluche. Quizás sea la opción que más usamos con el muñeco ya que el resto son perfectamente funcionales  amenas con el reloj fuera de casa. Pero el cuento es hipnótico y tierno a partes iguales con el cerdito blandito en brazos.

El botón rojo del reloj permite acceder a la funcionalidad de remoto. Es decir, decide si juegas sólo con el reloj o si lo haces con Peppa. para que Peppa funcione tiene que tener el botón de ON del culete encendido y además hay que presionar su hocico. Una vez hecho esto pulsando el botón puedes jugar con todos los juegos a través del peluche mandando las instrucciones con el reloj que se comunica con el ombligo de Peppa. Es una cosa que parece magia pero que según mi madre es simplemente muy inteligente.



El reloj también posee un botón de encendido que hay que presionar y que no suele "pulsarse" por accidente. El botón verde te deja jugar con el reloj independientemente de tener a Peppa cerca o no. Es decir, es totalmente independiente y funcional y se desactiva después de unos minutos sin usarlo ahorrando batería.

Yo os podría hablar de lo que me mola Peppa Pig eternamente, de lo mono que es el peluche o de lo que fardo con el reloj enseñándoselo a los colegas en el parque pero como una imagen vale más que mil palabras... ¿Le damos al play y descubres cómo funciona y cómo se juega con Peppa y su reloj? 

¡No puede faltar en tu lista de Reyes!



Peppa y su Smart Watch son de Bandai, que también tiene muchos y muy variados juguetes de la franquicia. ¡Los encontrarás en todos los catálogos del mercado!


SIGUENOS EN INSTAGRAM

 
Arriba