BEBÉ FRIKI
Mostrando las entradas para la consulta soria ordenadas por relevancia. Ordenar por fecha Mostrar todas las entradas
Mostrando las entradas para la consulta soria ordenadas por relevancia. Ordenar por fecha Mostrar todas las entradas

viernes, 1 de junio de 2018

Camino de la Fuentona, el lugar ideal para visitar Soria con niños

Camino de la Fuentona

A veces es necesario escaparse un poco y huir del mundanal ruido. Aprovechando el cumple de mami decidimos que era un buen momento para hacer un ensayo general de las vacaciones y salir de Madrid para conocer una zona que no habíamos visitado ninguno de los tres. Puede que os parezca que soy poco intuitivo pero hasta que no llegamos no me dí cuenta de que estábamos en Soria, ni siquiera el escuchar en bucle todo el camino a Gabinete Caligari me dió una pista aunque si lo miro en perspectiva debo reconocer que fue de todo menos sutil.

Camino de la Fuentona

Camino de la FuentonaComo desconocedores de la zona sabíamos muy poco sobre lo que nos íbamos a encontrar más allá de una pequeña búsqueda en Google y varias referencias de familiares que apuntaban siempre en la misma dirección: visitar la Laguna Negra y el Cañón del Río Lobo. Así que pensamos que a lo mejor no había mucho más que ver pero nos equivocamos de pleno.

Para elegir el mejor lugar para hospedarse siempre es necesario coger le mapa y al menos tener una idea de qué quieres ver para evitar caminos largos, sobre todo cuando viajas con niños. Por eso Camino de la Fuentona, una casita rural situada en Cabrejas del Pinar nos pareció genial para instalar la base rebelde del viaje. Estaba a justo la mitad de camino de las cosas que a priori queríamos ver y nos moveríamos del centro a los lados sin realizar desplazamientos de más de una hora a ninguno de los destinos seleccionados: Soria a menos de media hora y el resto de parajes naturales a 40 minutos. 

Camino de la Fuentona
Como podéis ver en el mapa, incluso si te ciñes a lo más típico es el lugar más razonable para quedarse. A eso unimos que queríamos algo de calma, dejarnos seducir por la naturaleza y no complicarnos mucho era la elección idónea. No nos equivocamos. La casa era una maravilla con techos abuhardillados, madera y piedra por todas partes y algunas comodidades poco habituales como ascensor y acceso para personas con movilidad reducida lo que  lo hace ideal para carritos de bebé y demás. La zona común era de lo más cuqui porque además tenía cosas para jugar y espacio para los mayores, que a veces los padres también tienen derecho, sin pasarse, pero tienen.

Aparcamiento en la puerta, espacio de sobra y la zona super tranquila.  No falta tampoco el servicio de bar a precio popular y con comedor donde degustar las cosillas típicas de la tierra, ya sabéis, embutidos, trufas, setas... ¡Y no dejéis de probar las croquetas! Ahí lo dejo como gran gourmet que soy. Y si en lugar de escapada con niños los colocas tienen una suite con jacuzzi que no tiene mala pinta.

Camino de la FuentonaLo que nos gusta de las casas rurales es la cercanía y que a los niños los tratan genial. Es la diferencia de estar en un hotel, que te tratan como de la familia y cada conversación es personalizada. Su propietario Oscar nos hacía una ruta cada día con consejos super prácticos y útiles cuando viajas con canijos. No sólo seleccionaba lugares preciosos, también daba información práctica para ahorrar tiempo en ruta o los horarios de los monumentos. Nos ha ahorrado más de un disgusto y, lo que es mejor, nos ha enseñado sitios maravillosos que seguramente no habríamos visto, algunos super cerca del Hotel y otros algo más alejados pero que nos han enamorado.

Si tenéis intención de acercaros a conocer Soria os recomendamos que lo tengáis muy en cuenta por la ubicación, por la cordialidad y porque además tiene un precio estupendo y los croissants del desayuno están calentitos y hay embutido de la tierra. 


Camino de la Fuentona

Si no conoces Soria pásate por el resto de contenidos donde te contamos las rutas que hicimos  lo bien que lo pasamos en familia porque Soria es bonita, verde y familiar a tope.

Camino de la FuentonaDatos Prácticos: 

Casa Rural Camino de la Fuentona

C/Real 34 Cabrejas del Pinar, Soria 42146 España

Teléfono: +34 975 37 30 13


Si quieres ver más rutas geniales para hacer en familia y el alojamiento perfecto visita:  
Camino de la Fuentona, el lugar ideal para visitar Soria con niños
 Rutas por Soria en Familia: Castroviejo y Cueva Serena
Rutas por Soria en Familia: La Fuentona, los bosques de Sabinas y Calatañazor
Rutas por Soria en Familia: Cañón de Río Lobos y El Burgo de Osma
Rutas por Soria en Familia: Playa Pita, Laguna Negra, Embalse de la Cuerda del Pozo y Soria

lunes, 25 de junio de 2018

Rutas por Soria en Familia: Playa Pita, Laguna Negra, Embalse de la Cuerda del Pozo y Soria


Si sois de emociones fuertes y de no parar la ruta que os proponemos es para un día entero, en plan muy intenso y no se priva de nada. Tienes naturaleza, ciudad, monumentos, iglesias... ¡E incluso playa! Si, ya sé que hablamos de Soria pero tenéis una y bien curiosa. ¿Te vienes con nosotros?

Como os comentamos elegimos un alojamiento para poder hacer rutas y hacernos una idea general de Soria, somos conscientes, sobre todo ahora, que hay una cantidad insana de lugares precioso para visitar pero de los imprescindibles estábamos en el centro, dos de ellos eran la conocida Laguna negra y la capital.

Así que por la mañana nos prepararon un super mapa para poder hacer un a ruta muy cuca y con paradas muy recomendables sin desviarnos del recorrido.

La primera estaba muy cerca del Hotel, se trata de Playa Pita, una curiosísima Playa en un embalse bastante impresionante que recorrimos en diversos momentos del día.


Aunque no estábamos en época decidimos pasar a echarle un ojo porque en verano aquello es precioso, podéis ver un artículo sobre sus servicios en temporada en Refugio de Crianza, pero incluso con mal tiempo merece la parada, es curios como arena fina está a los pies de los pinos. Deberíamos volver con buen tiempo y bañador porque esta vez lo de remojar el culo no ha sido posible. Encontrarla es muy sencillo, pasando por la N234 hacia Abejar y luego con la CL 117 hacia Molinos de Duero, que es el camino para ir a la siguiente parada de la ruta sin desviarse nada, la Laguna Negra.

La Laguna negra se encuentra en los Picos de Urbión, al norte y aún estando a finales de mayo tenía nieve. En temporada baja te dejan aparcar en el pequeño parking superior, está a 200 metros de la laguna, pero en temporada alta prepárate para una interesante subida de 2 kilómetros cuesta arriba desde el parking grande. Aún así merece la pena. No sólo por la Laguna, también por las rutas pequeñas que salen de ella y que son casi deporte de riesgo. Nosotros somos torpes. Si, podéis tomarnos como referencia de aficionados domingueros de grado superior así que os podéis imaginar la odisea cuando nos vinimos arriba y nos pusimos a trepar hacia la cascada y se puso a diluviar. Bueno, técnicamente eso era granizo. Sumamos las deportivas poco adecuadas, la riada y sujetarme a mi para no despeñarnos y acabamos con una divertida imagen de culos llenos de barro, gente calada hasta los huesos y una rodilla lesionada.

Pero mereció la pena.

De bajada nos dejamos seducir de nuevo por el embalse de la Muerda pasando por la presa aunque el agua estaba alta y no pudimos pasear por los pueblos sumergidos que es una imagen super chula. Tenemos que volver para tacharlo de la lista de pendientes.


La tarde la pasamos en Soria capital, nos dio tiempo a dar una vuelta y descubrir rincones geniales un poco más alejados del centro. No dejéis de visitar el Monasterio de San Juan de Duero, es cierto que está un poco alejado del centro pero merece muchísimo la pena por su conservación y su aspecto único. Es uno de los ejemplos de arquitectura románica más interesantes de España y lo habréis visto decorando los logos de todos los establecimientos de Soria por su peculiaridad y belleza. Además la entrada es super económica (1 euro) y gratuita los fines de semana y festivos.

Más información sobre el claustro y la ermita en: http://www.turismosoria.es/que-ver/monumentos/claustro-de-san-juan-de-duero/

Otro de los puntos más bonitos está también a un trecho en coche y además super cerca de la zona del río habilitada con paseos y parques, y los parques son una pasada.

Se trata de la Ermita de San Saturio que está escavada en la montaña, es tan increíble por dentro como por fuera.

Puedes ver la ermita y descubrir como vivían los santeros en la zona superior del museo que además es gratis. Las vistas son increíbles desde arriba y desde abajo.

Más info: http://www.turismosoria.es/que-ver/monumentos/ermita-de-san-saturio/




El paseo por le centro de Soria es obligado, merece la pena descubrir los espacios verdes, sus iglesias, sus calles y el museo numantino. Además si hace buen tiempo puedes dar de comer a las ardillas en el Parque Alameda de Cervantes o tomar en sus bares unos torreznillos.La verdad es que nos hubiera gustado dedicarle un poco más de tiempo pero no nos da la vida para más. ¿Te parece poco?



Si quieres ver más rutas geniales para hacer en familia y el alojamiento perfecto visita:  
Camino de la Fuentona, el lugar ideal para visitar Soria con niños
 Rutas por Soria en Familia: Castroviejo y Cueva Serena
Rutas por Soria en Familia: La Fuentona, los bosques de Sabinas y Calatañazor
Rutas por Soria en Familia: Cañón de Río Lobos y El Burgo de Osma
Rutas por Soria en Familia: Playa Pita, Laguna Negra, Embalse de la Cuerda del Pozo y Soria

viernes, 13 de julio de 2018

Rutas por Soria en Familia: Castroviejo y Cueva Serena

Hay una excursión que nos encantó. Quizás sea porque no es de las de visita habitual, porque no conocíamos el sitio ni por fotos, porque estábamos ya enamorados de Soria... Pero si tenéis un hueco no dejéis de visitar Castroviejo y Cueva Serena. 


Llegar es fácil. Desde Camino de la Fuentona (Cabrejas del Pinar) Se coge la N234 Hacia Abejar y de allí se pone destino a Durero de la Sierra por la CL117.

Tenéis indicaciones todo el camino así que no hay pérdida.

Tardas una media hora y la carretera es bastante decente.

Como os hemos dicho es importante que valoréis donde os vais a mover para coger un alojamiento que os ahorre desplazamientos  innecesarios porque Soria no es muy grande pero podéis hacer kilometradas innecesarias.


Castroviejo es un lugar curioso con unas piedras mastodónticas.  Lo bautizamos como La Ciudad de Piedra de Soria.

La verdad es que es muy impresionante de ver y las fotos no le hacen justicia. Hay un pequeño parking en la zona principal que sigue por una pista forestal. No cojáis la pista, soltáis el coche y desde allí podéis dar un paseo o trepar por las piedracas e investigar hasta llegar a un mirador escalado en la piedra y que es bastante impresionante. 

 Hay puestos de merendero así que si queréis pasar el rato, comer allí o dejar a los niños disfrutar es muy buen sitio. Aunque tienen barcacoas han prohibido su uso.

Tuvimos la suerte de encontrar incluso cabras por allí lo cual fue genial para nosotros y posiblemente una tortura para los pobres bichos a los que colamos de caricias y apretones porque eran bastante dóciles. Supongo que acostumbrados a los panes de los turistas se dejaban hacer de todo las criaturas. 


Cogiendo la pista a pie a un kilómetro más o menos está la cueva del tesoro. Perdón, la Cueva Serena. Y para señores de ciudad que somos os digo que es una pasada.

Una cascada sobre una pequeña cueva donde puedes entrar y verlo por dentro, por fuera, por arriba, por abajo o, como hice yo cayendo de culo al agua desde el propio río, eso ya depende de vuestro valor/agilidad. El camino no es largo y de dificultad super baja. 

A pesar de que es uno de los destinos más desconocidos de todos los que os hemos contado quizás sea uno de los que más disfrutamos en familia.

Y por dentro mola mucho auqnue no encontré el tesoro, como todo el mundo sabe en todas las cuevas hay tesoros de piratas y como en Soria hay playa hay piratas.

Dejamos pendiente la comida en El Quintanarejo porque se nos hizo un poco tarde y somos un poco  desastres con las horas pero nos hablaron super bien por si os puede ayudar con la logistica de vuestro viaje.

Si quieres ver más rutas geniales para hacer en familia y el alojamiento perfecto visita:  
Camino de la Fuentona, el lugar ideal para visitar Soria con niños
 Rutas por Soria en Familia: Castroviejo y Cueva Serena
Rutas por Soria en Familia: La Fuentona, los bosques de Sabinas y Calatañazor
Rutas por Soria en Familia: Cañón de Río Lobos y El Burgo de Osma
Rutas por Soria en Familia: Playa Pita, Laguna Negra, Embalse de la Cuerda del Pozo y Soria



viernes, 8 de junio de 2018

Rutas por Soria en Familia: La Fuentona, los bosques de Sabinas y Calatañazor

Teniendo en cuenta que nuestro punto de partida era Camino de la Fuentona parece que una visita obligada era pasar a ver la propia Fuentona. Se trata de un entorno natural único y muy curioso. recordad que somos muy de ciudad así que cualquier cosa con naturaleza nos vuelve muy locos.


Llegar es super fácil, desde Cabrejas está a escasos 10 minutos dirección Calatañazor  y tiene zona de aparcamiento. Una de las cosas que nos ha parecido muy curiosa de todo Soria es la cantidad y calidad de los servicios en las zonas naturales. Todo está perfectamente indicado, señalizado, las pistas y senderos están en perfecto estado y son de lo más preciosos, para muestra las pasarelas de madera de toda esta zona. La idea era visitar La Fuentona y la cascada pero a la cascada no llegamos porque nos cayó el diluvio universal (y repito, somos muy cobardes).

El trayecto a pie es de un kilómetro y de dificultad fácil. Y por el camino puedes disfrutar de unas vistas supremas aunque el premio está al llegar al final y descubrir la Fuentona. Un manantial de aguas cristalinas de un azul super curioso al que no le hace justicia la foto. Aunque parezca que es una fuentecilla que no cubre en realidad es una fosa de unos 50 metros y conecta con un río subterráneo inmenso que tiene gran parte por explorar. Si sois de deportes de riesgo lo mismo podéis disfrutar de una experiencia como en Al filo de lo Imposible aunque en el caso de domingueros como nosotros el baño está prohibido.


A poca distancia encontramos el Bosque de Sabinas. También muy bien indicado, sólo hay que volver por la misma carretera y coger el desvío en dirección contraria a La Fuentona, el parking queda a mano izquierda justo en los paneles informativos. Las Sabinas son una maravilla para los críos escaladores. Doy fe porque me subí a todas. Hay 22 hectáreas de árboles gigantes de hasta 20 metros con diámetros de 8 metros.

La zona es verde y super entretenida, a pesar de estar un poco mojada por la lluvia lo disfruté muchísimo. Es una parada que te permite dar una uelta y descubrir fauna y flora típica de la Sierra de Cabrejas que además es espacio protegido desde el año 2000.

Y acabamos la visita en Calatañazor... ¡¡Qué bonito!! Vamos, estuvimos visitando este pequeño y pintoresco pueblo que, en total, está a 15 minutos del hotel. Su nombre significa Castillo de las Águilas y la verdad es que tiene las dos cosas, el castillo y las vistas a la sierra donde alguna se puede ver. Además la calle principal es una maravilla y además todo destila una mezcla de estilos que conviven desde la antigüedad y pasa por lo árabe, lo gótico,... e incluso pudimos descubrir unas tumbas de lo más pintorescas escarbadas en roca al pie del castillo. A pesar de buscar no pudimos encontrar el tesoro escondido, pero lo intentamos, nos metimos en todas partes y no dejamos una cuesta por mirar, una escalera por subir.


La ruta se puede hacer en medio día por lo que es genial para tomar contacto con la zona a la llegada. Además hay un poco de todo y los peques se lo pasan genial. Millones de aventuras tiene Soria por descubrir.


Más info: http://www.sorianitelaimaginas.com/patrimonio/casa-del-parque-de-la-fuentona-sabinar-de-calatanazor-muriel-de-la-fuent

Si quieres ver más rutas geniales para hacer en familia y el alojamiento perfecto visita:  
Camino de la Fuentona, el lugar ideal para visitar Soria con niños
 Rutas por Soria en Familia: Castroviejo y Cueva Serena
Rutas por Soria en Familia: La Fuentona, los bosques de Sabinas y Calatañazor
Rutas por Soria en Familia: Cañón de Río Lobos y El Burgo de Osma
Rutas por Soria en Familia: Playa Pita, Laguna Negra, Embalse de la Cuerda del Pozo y Soria

sábado, 7 de julio de 2018

Rutas por Soria en Familia: Cañón de Río Lobos y El Burgo de Osma

Una vez más desde nuestro alojamiento, Camino de la Fuentona, el trayecto hasta nuestro destino del día nos llevó poco más de media hora. Seguro que muchos de vosotros tenéis claro que la visita al Caón del Río Lobos es parada obligatoria. No os equivocáis, es un destino precioso y la senda es super sencilla para ir con niños. Es una aventura de un kilómetro con poco desnivel que va a lo largo del río y atraviesa puentes y puedes ir a cuevas... Vamos, una experiencia en un entorno natural increíble.


Os contamos, por cercanía el recorrido racional es ir primero a El Burgo y luego al cañón pero como la ruta más cómoda es circular y dependiendo de la hora o de los planes para comer o visitar podéis alterar el orden sin miedo y sumando sólo 10 minutos a la ruta primigenia.

La zona del cañón tiene muchísimos senderos muy recomendados y casi todos de dificultad sencilla pero de duración muy amplia. La senda del Río, la del castillo, de las Gullurías, de Hontoria... Podéis consultarlas en su web oficial con los datos.

Ahora bien, si el viaje se hace en familia hay que ser conscientes de que una senda larga y tipo circular quizás no sea lo ideal praa niños que no están acostumbrados.

 Recordad llevar comida y bebida, aunque al inicio de las sendas suele haber fuentes y la verdad es que hay bastantes sombras. Los caminos y senderos forestales están muy bien indicados y son muy sencillos de seguir incluso para novatos... ¡Y recordad llevar calzado cómodo!

Nosotros queríamos llegar al enclave más famoso y fotografiado de la zona: La ermita de San Bartolomé que es muy bonita. 

El recorrido es de un kilómetro y llegas a un espacio precioso con un cesped verde y una iglesia románica en plena naturaleza con el cañón al fondo. Una maravilla.

Un poco más adelante hay una cueva que investigar que conserva pinturas rupestres, es como una cueva de ladrones y mola mucho aunque acabas perdido de polvillo y arena. Está compuesta por varios niveles y requiere escalar un poco y echarle valor y linternas porque según te alejas de la entrada se va viendo poca cosa. Tenéis un panel explicativo que os lo cuenta la mar de bien en la entrada.


Aunque el camino continúa nosotros sólo realizamos esta parte volviendo por la otra senda , una cruza el río y la otra sube por el pinar, y podéis elegir cualquiera de ellas desde el parking (gratuito) porque se cruzan.



En el Parque hay merenderos, zonas donde parar y algún restaurante con barbacoa.



El Burgo de Osma está a 15 minutos del Cañón y es un pueblo precioso. PRECIOSO. Las calles peatonales, los bares con sus torreznos, las amplias plazas, el paso del río por la ciudad, la catedral... Una pasada de lugar. A parte de dejarte seducir por las calles tiene El Museo del Cerdo. No entramos porque eso de las matanzas lo tienen censurado mis padres hasta que sea un poco más mayor no me vaya a quitar el apetito.


A poca distancia se encuentra el Yacimiento de Uxama, aunque está al aire libre y es gratuito si podéis pasar en horario de "apertura" podréis disfrutar de las vistas desde la Atalaya o visitar por dentro la cisterna circular. 

Si quieres ver más rutas geniales para hacer en familia y el alojamiento perfecto visita:  
Camino de la Fuentona, el lugar ideal para visitar Soria con niños
 Rutas por Soria en Familia: Castroviejo y Cueva Serena
Rutas por Soria en Familia: La Fuentona, los bosques de Sabinas y Calatañazor
Rutas por Soria en Familia: Cañón de Río Lobos y El Burgo de Osma
Rutas por Soria en Familia: Playa Pita, Laguna Negra, Embalse de la Cuerda del Pozo y Soria

jueves, 30 de enero de 2020

Adiós a los dientes de leche. La verdadera historia del Ratoncito Pérez y dónde visitar sus casas y puertas

Nos ha visitado la rata de los dientes. Llámalo Hada de los dientes, Ratoncito Pérez o cómo quieras, ese ser mágico que tradicionalmente recoge los dientes de los niños y les deja algo a cambio. La llegada era esperada porque a los seis años y nueve meses ya era el único de la clase que conservaba todos los piños intactos pero no por eso es menos emocionante. Pero en estos días al compartir la perdida del diente con la gente nos hemos dado cuenta de que se habla mucho de si los cumpleaños se nos van de las manos, que si los Reyes Magos son desproporcionados... Pero ¿Y el Ratón Pérez? Eso también da para un libro entero. Pero, a parte de lo obvio, ¿Conoces la verdadera hostoria del Ratón Pérez? ¿Qué tradiciones tenías y cuales tienes ahora? Nosotros vamos a contaros de dónde viene, qué hace y qué cosas puedes hacer cuando los peques pierden su primer diente y, sobre todo, lo que opinamos de la tradición a día de hoy.

En España celebramos el Ratoncito Pérez, una tradición que procede de la literatura. A pesar de que conocéis muchos libros sobre esto el autentico y original data de finales del siglo XIX cuando Luis Coloma ideó este pequeño libro para un niño que había perdido un diente de leche a los 8 años. El niño en cuestión era especial, se trataba de un encargo de un libro "personalizado" por una madre, seguro que hasta aquí muchos os sentís identificados. La Reina Regente María Cristina decidió encargar y regalar un libro especial a su hijo, Alfonso XIII, conocido cariñosamente como Buby. Este ratoncito vivía en una caja de galletas en la calle Arenal 8, muy cerquita del palacio y donde ahora se encuentra el museo del Ratoncito Pérez. Desde ahí usando pasadizos y túneles recogía los dientes de los niños. En esta ocasión Buby protagonizará una noche inolvidable con su compañero recogiendo los dientes de los niños y cambiándolos por monedas (ver la página 37 del original) en este camino el futuro  rey conoce la forma de vida de sus súbditos , algunos muy pobres, por eso el entregar una moneda por la pieza perdida, y además aprende mucho de lo que sucede a su alrededor y cómo se debe ser generoso y cuidar de los demás.

Así que sí, el Ratón Pérez trae dinero. Desde siempre. Lo de los regalos, diplomas y puertas lo hemos ido añadiendo nosotros. Pero ojo, trae UNA MONEDA. En estas semanas hemos oído hablar de billetes de cuantías estratosféricas y regalos tipo comunión para cada diente caído. ¿Estamos locos o qué? La magia no está en el volumen, está en la idea, en la tradición, en la parte bonita de la historia y con este tipo de comportamientos los mayores nos lo estamos cargando todo. Y mejor no hablamos de presupuesto de esos 20 dientes de leche. ¡Echa cuentas!

En esta casa el Ratón ha traído un detalle (por ser el primer diente) y una moneda de 2€. Y no había nadie más feliz que ese niño con su moneda, viendo cómo el ratón se había llevado su diente y comido su queso.

Cosas que puedes hacer para que sea un poco más especial ese diente. 

Nuestro primer consejo es hacer algo en familia. En el número 8 de la calle Arenal se encuentra el lugar donde , según el cuento, vivía el ratón. En ese lugar, dentro de la galería comercial y subiendo unas escaleras, existe un pequeño museo donde los pequeños pueden disfrutar de visitas guiadas y conocer la historia del Ratón más famoso (con permiso de Mickey) de España. Las entradas se compran allí o anticipadas y puedes encontrar información en su página web. En este museo abres la puerta a la magia y se entrelaza con la historia pudiendo ver la réplica de la caja de galletas donde vivía o depositando el diente en su buzón para ahorrar el camino al ratón.

Puedes buscar las puertas repartidas por España. En Madrid puedes ver una de ellas se esconde en la Calle Alcalá 51, en la salida de metro de Banco de España. Allí, a simple vista pero escondida esta una de sus múltiples puertas para moverse por Madrid y recolectar los dientes.



En Barcelona en el barrio de Les Corts , cerca de la Plaza de Comas, en el numero 23 de la calle del Taquígraf Garriga. Comparte chalet puerta con puerta con el duende de los chupetes.


En Cercer, Huesca, también tienen este mágico rincón. Y tenemos pendiente visitar el bosque de los duendes de Soria que vimos en Refugio de Crianza y donde seguro que alguna puerta también lleva al Ratón a casa de los peques sorianos.

Compartir esta experiencia con los pequeños vale más que ese billete de 20€ que le dejáis debajo de la almohada.


¡A lavarse los dientes!

Las visitas de la casa del ratón y las charlas que rodean al Ratón Pérez siempre llevan hacia la higiene bucodental. Es genial aunar ciencia y magia. A través de esas puertas y esos diplomas descargables de internet o esos cuentos personalizados y puertas preciosas hay un mensaje que podemos dar a los más pequeños. Sin duda no dejéis de aprovechar esas caídas de los dientes de leche para que no nos olvidemos que los dientes pochos no los quiere ni el ratoncito. 


Contadnos. ¿Cómo habéis gestionado la caída de los dientes? ¿Qué os ha traído el Ratón Pérez? ¿Habéis hecho algo especial? ¿Conoces alguna puerta del Ratón en otro sitio?

SIGUENOS EN INSTAGRAM

 
Arriba