BEBÉ FRIKI
Mostrando entradas con la etiqueta Lo que leo. Mostrar todas las entradas
Mostrando entradas con la etiqueta Lo que leo. Mostrar todas las entradas

martes, 20 de julio de 2021

Un pez en la escalera. Beatriz Giménez de Ory. Ed. Lo que leo.


Corría el verano de 2017 cuando una noticia de esas virales asaltaba Twitter. Una niña dejaba a su pez en el rellano de la escalera con una nota para que los vecinos se hicieran cargo del pequeño pez. Era un pez naranja, de esos que viven en peceras redondas y acompañan como mascota a los peques. Las redes sociales se volcaron con Pesesín, que así se llamaba la criatura, mientras los vecinos iban informando de los avances con su cuidado. le cambiaron el agua, le pusieron comida en férreos turnos y Pesesín estaba ahí cuando regresó su dueña. En este caso la gente sacó a relucir muchos temas: la responsabilidad de tener mascotas, el abandono animal, si la actuación era correcta... pero a mi lo que me fascinaba de la historia era ver las nuevas notas de los vecinos y cómo cuidaban al bicho sin cuestionárselo. Nosotros  tenemos peces desde 2015. Fue la primera cosa que pidió con lengua de trapo a los Reyes Magos. Tenía año y medio y cuando le preguntaban decía a todos: 

- Quiero un Pes.  

Luego se dio cuenta de que un pez solo era un rollo y decidió pedir "un pez mamá, un pez papá y un pez bebé". Así que llegó al pecera de 60 litros con 10 peces. Uno de ellos era "un tiburón ballena pequeño" que limpiaba el acuario. Religiosamente alimentó a los peces y exceptuando un accidente donde medio bote cayó a la pecera (del que pudimos salvar a muchos especímenes del desastre) debo decir que la pecera sigue ahí y solemos tener peces bebés cada poco. Los peces son una responsabilidad suya y como tal los tiene encantados. Por eso seguimos en casa las aventuras de Pesesín con preocupación. Y por eso al leer la sinopsis de la novela Un pez en la escalera de Beatriz Giménez de Ory nos dimos cuenta de que debía ser una maravilla. 

El libro. 

El libro en este caso no cuenta la historia del pez, en este caso un pececillo rojo llamado Alegría, ni siquiera la de sus dueñas, una madre y su hija que se acaban de mudar a un edificio que parece deshabitado. Al contrario, son meras anécdotas para hablar de los propietarios del inmueble, una serie de personajes relacionados entre ellos que no pasan por su mejor momento. Rencores, peleas familiares, antiguos amores... todas esas historias encerradas en cada piso sin ser contadas hasta que el pez les saca de su encierro y les ayuda a relacionarse de nuevo. Y es que el pez de la escalera es una excusa para hablar de relaciones interpersonales, de la amistad, del perdón y de la necesidad de querer y ser querido.

Beatriz dibuja personajes muy claros con historias muy definidas pero con un punto mágico que atrapan al lector, pero no sólo al pequeño. Yo he disfrutado conociendo a los vecinos de la comunidad tanto como el canijo. Diría que incluso más. Me atrevo a decir que es la primera vez que siento ternura al escuchar hablar de un administrador de fincas porque la gracia de la narración es el equilibrio entre el presente, el pasado y el futuro de esos habitantes del número 13 de la calle Soldadito de Plomo. Y tiene que llegar Selene y su pez de feria para que descubran que estaban todos tan cerca y a la vez tan lejos. 

Los valores.

Siempre que atacamos un libro de Lo que leo lo hacemos con cierta ilusión porque en cada uno de ellos se esconden valores fundamentales para la educación de los peques pero en este caso es uno de los eslabones más fuertes de la historia. En una sociedad donde casi ninguno conocemos a nuestros vecinos (incluso los evitamos en el rellano si podemos) la convivencia es muy diferente a lo que era antes. Pero no sólo se queda en la anécdota. Las historias entrelazadas con un punto de realismo mágico y un toque de humor hacen que en sus 128 páginas conozcamos a todos los vecinos y nos hagan saltar lágrimas de risa y de alegría. Eso es muy inusual en un libro infantil.

Las ilustraciones.  

Un apartado especial merece Alex F. el culpable de las ilustraciones del libro. Una maravilla realizada a acuarela que da un toque perfecto para acompañar a la historia. Se trata de un dibujante e ilustrador formado en diseño gráfico en La escuela de artes y oficios ILLA de Sabadell e ilustración en la Escuela de Arte y Superior de diseño de Vitoria-Gasteiz. Se dedica a la ilustración de novelas infantiles y juveniles con un éxito tremendo. 

Puedes comprarlo en AMAZON

FICHA TÉCNICA

Título: Un pez en la escalera
Autores: Beatriz Giménez de Ory
Ilustradores: Alex F.
Fecha de publicación: 12/04/2021
ISBN: 9788491223689
Medidas: 13,5 x 20
Formato: Rústica
Páginas (número): 128 págs.
Soporte: Papel
Edad: +8
Colección: Serie morada
Género: Narrativa
Temática: Amor, Compañerismo, Convivencia, Humor, Responsabilidad

jueves, 4 de febrero de 2021

Familia a la fuga. En busca y captura de Ana Campoy. Ed. Lo que leo.

Seguro que muchos ya conocéis a esta peculiar familia salida de la cabeza de Ana Campoy. La familia F, como la llamaremos a partir de ahora porque todo es super secreto, es la protagonista de una de las sagas de literatura infantil/juvenil más populares del momento. ¿Y por qué, os preguntaréis? Pues desde el punto de vista del adulto porque tiene todo lo que puede tener una buena novela de misterio y espionaje y desde el punto de vista del peque porque lo hace con sentido del humor, aventuras y mucho ritmo. Así que si os gustan los libros donde pasan cosas locas y los personajes huyen de los estereotipos estáis ante una de esas novelas que os engancharán de principio a final. 

Empecemos por le principio, porque esta es la primera novela protagonizada por esta peculiar familia. En busca y captura abre una serie que continua con Infiltrados en la gran ciudad y Cerrado por fantasmas (que incluye cómic y gafas 3D) y finaliza, de momento con su cuarta entrega El ataque de los invasores rodantes. ¡Cuatro libros! Eso quiere decir que el entusiasmo por las pelis de espías y las historias de intriga no ha muerto para las nuevas generaciones. Y yo que me alegro.

El libro está pensado para niños a partir de 10 años aunque a partir de 8 años con un buen nivel de lectura pueden defenderse bastante bien. Pero sobre todo es porque el texto de Ana Campoy lo consigue a la perfección. Es una experta en novelas de este tipo con el resto de libros en su haber, entre ellos La Crono pandilla o. y  me encanta la idea,  Las investigaciones de Alfred y Agatha que, atención, habla de Las aventuras de Alfred (Hitchcock) y Agatha (Christie), los dos maestros del misterio. ¿Imaginas la fantasía de juntas a estos dos personajes en un libro? Pues muy cercana a estas temáticas la conclusión lógica era esta novela que recuerda a esas películas de corte familiar que hemos disfrutado los niños de los ochenta. Os voy a pedir un ejercicio de memoria y que os vayáis directamente a Poli de Guardería donde nuestro amigo Arnold se infiltraba en un colegio para proteger a una familia que estaba en custodia de testigos protegidos. Pues más o menos es lo que pasa a Lorenzo y Norma que de la noche a la mañana tienen que coger todos sus bártulos y salir pitando de casa con sus tres hijos y la abuela. 

Obviamente todos se quedan ojipláticos ante esta huida pero además tienen muchas preguntas que nadie contesta. El gran misterio de lo que pasó a Lorenzo planea sobre la novela pero también hay miembros de la familia con secretos locos como la simpática abuela pero sobre todo tienen problemas, muchos. Al llegar a su nueva casa llena de goteras descubren que su nuevo destino es un autentico desafío, sobre todo para Norma que acaba en un empleo que no le gusta nada y Fiona que se encuentra metida de lleno en la Hermandad de los niños laboriosos , una especie de secta de costura infernal. Y eso unido a que la AAA (Agencia de Asuntos Anónimos) no pone mucho de su parte deja en bandeja e plata la aventura. Estos dos personajes serán los que más peso alcancen en esta ocasión, pero no os preocupéis porque la narradora os lo va a ir contando maravillosamente. 

No quiero contar mucho más porque puede ser peligroso para la integridad de la familia F y nadie quiere que acaben expuestos a los malvados miembros de MANDIBULA. Entenderéis que además es necesario ser cauto porque sólo los privilegiados que lo lean sabrán lo que les depara el futuro a esta peculiar familia. 

No podemos dejar de hablar sobre Álex Alonso, el ilustrador que decora las páginas y aventuras de los F. y que ayuda a proteger su integridad física y su anonimato. En este caso la relación entre Ana y Àlex es digna de análisis porque su forma de trabajar va en paralelo de forma que las ilustraciones alimentan el texto y a la inversa. No es usual pero la verdad es que funcionan a las mil maravillas. No sólo te metes de lleno en un mundo divertido e ingenioso si no que te ayuda a poner caras (muy locas) a los protagonistas y a un plantel nutrido de personajes secundarios que son adorables (algunos de una forma un poco peculiar). 

Si tenemos que poner en una balanza a quién de los dos miembros familiares le ha gustado más el libro no podría poner la mano en el fuego porque yo he disfrutado mucho de su lectura. En esta casa tenemos una costumbre y es que hacemos lecturas conjuntas y silenciosas a partes iguales para poder aprender y conseguir más soltura en eso de la lectura que ya sabéis que es nuestro campo de batalla pero que , poco a poco, y gracias a libros divertidos como este, va consiguiendo afianzarse y convertirse en una rutina más en lugar de una tarea pendiente. De esas lecturas conseguimos sacar muchas cosas bonitas, primero ser capaces de comentar el libro poco a poco según leemos y después al terminarlo. Pero además es una forma perfecta para que amplíen el vocabulario o formulen preguntas sobre cosas que aún les son un poco ajenas. Nos divertimos mucho fantaseando con los locos vestidos antiguos de lazos o miramos como se hace un patronaje (porque aquí somos muy Fiona y no sabemos coser) y al final la experiencia lectora se convierte en muchísimo más. 

Además debo reconocer que me ha gustado mucho como integra a todos los miembros de la familia en las tramas. Muchas veces en la literatura infantil los padres actúan de meros acompañantes y en este caso van cogiendo forma y peso y no quedan excluidos de la historia, por eso más que literatura infantil me gustaría rebautizarlo como literatura familiar. Dentro de este pequeño acto hay muchísimos valores implícitos pero además detalles como que los niños (masculinos) sean auténticos manitas con la costura y otros tantos clichés que destruye por el camino sin dar ninguna importancia hacen que la Familia F ya sea parte de nuestra biblioteca y tenga un lugar de honor. 

Y sí, por supuesto, después del libro le encasqueté Poli de Guardería, no pude evitarlo. ¿Vale? 

Puedes comprar el libro en AMAZON  

Ficha técnica 

Título: En busca y captura 
Colección: Familia a la fuga 
Autora: Ana Campoy 
Ilustrador: Álex Alonso 
Editorial: Loqueleo (Santillana) 
Fecha de publicación: 12/11/2018 
Edad: +10 
Formato: Rústica con solapas 
Páginas: 264 págs. 
Género: Narrativa 
Temática: Amistad, Aventura, Familia, Humor, Misterio, Infantil, Ilustrado 
ISBN: 9788491222651 

martes, 29 de diciembre de 2020

Científicamente, una colección para mentes inquietas. Lo que leo.

Cuando era pequeña  a veces mi tía me llevaba de compras y a merendar. Siempre me compraba algún libro. Yo de canija era una ávida lectora y aún lo seguiría siendo si la maternidad no robase la mayoría de mi tiempo y un trabajo alimenticio la otra mitad. Recuerdo una tarde que encontramos en una sección de gangas unos libros sobre ciencias. no era un tema que me gustara especialmente porque siempre he sido "muy de letras". Pero uno de ellos sobre los ciclos del agua me llamó mucho la atención. Rebuscamos y encontramos por lo menos 3 títulos más de la colección, otro era de geología, otro de animales... Los compramos todos. Los leí incansablemente durante años. Eran unos libros francamente interesantes no sólo por lo que contaban que en realidad no era mi especialidad, si no por cómo lo hacían, tenían unos gráficos preciosos, unas ilustraciones super claras, muchas viñetas, y así, incluso para una autentica analfabeta científica como yo se le hacía muy asequible el contenido. Por eso siempre que elegimos un libro tenemos en cuenta varias cosas. El gusto del lector del mismo pero nunca descuidamos su presentación. Por eso la colección Científicamente de Lo que leo nos ha enamorado. 

Científicamente es una colección de cinco libros donde explican de forma precisa y detallada procesos de la humanidad pero lo hacen de una forma que a mi me ha parecido muy curiosa. Sus conceptos son tremendamente técnicos pero están escondidos en un formato muy atractivo que mezcla el cuento, la viñeta y las anécdotas con mucho tino. Sus títulos son La tierra se calienta  La gran explosión El palacio de la mente Los primeros humanos  y El código secretoEmpecemos por el principio. 

Su autora es Ana Alonso, de Tarrasa (Barcelona) pero leonesa de adopción. Se licenció en Ciencias Biológicas por la Universidad de León y amplió sus estudios en Escocia y París. Es profesora de Secundaria y Bachillerato por eso no cuesta comprender cómo su experiencia ha conseguido crear esta suma de factores que hace que la lectura de sus materiales tengan la dosis justa de conocimiento divulgativo y diversión. Además ha publicado poesía bajo el pseudónimo de Ana Isabel Conejo y ha recibido numerosos premios que reconocen su trayectoria como poeta. 

Para niños ha publicado  la colección “Pizca de Sal”, que combina ficción y divulgación, la novela gráfica conjunta La ciudad transparente, la saga La llave del tiempo, El sueño de Berlín, el proyecto transmedia Odio el rosa que ofrece la posibilidad de llevar lecturas paralelas en formato físico y digital enriqueciendo la experiencia, la trilogía Yinn, Luna y los incorpóreos… También es autora de numerosas adaptaciones y traducciones de Clásicos pero este proyecto, Científicamente, dedicado a los peques de entre 8 y 99 años es sin duda un paso increíble para democratizar la ciencia entre los más pequeños de forma divertida y divulgativa. 

A pesar de compartir autora los libros están ilustrados por diferentes profesionales con estilos parecidos pero muy diferentes que acaban dotando los textos de un contexto atractivo visualmente y llenos de detalles que los hacen inclusivos y perfectos. No se corta a la hora de presentar personalidades de la ciencia, de contar historias reales y combinarlas con suficiente sentid del humor como para que el mensaje llegue a los peques de forma clara y precisa, todo gracias a Ana Seixas (Portugal) , Laufer (ilustradora de Valladolid), Irene Morresco (Italia) , Andrés Lozano (Madrileño afincado en Londres) y Verónica Grech (actualmente residente en Asturias) completan este reparto surrealista y diverso pero que funciona de forma perfecta con una cohesión perfecta. 

Los cinco títulos de la colección son: 

1 La tierra se calienta 

No puede tratar de otro tema mejor que el calentamiento global. Expone de forma sencilla lo que pasa a nuestro planeta y las consecuencias de este calentamiento y del uso que los humanos damos de él pero no de deja ningún palo por tocar. Repasa incluso las nuevas generaciones de activistas y expone de forma rotunda que si el cambio no se realiza no va a quedar mucho planeta donde vivir. 


Siempre nos ha interesado mucho el origen del universo, esa gran explosión que dio lugar a las galaxias, los sistemas solares, los soles y los planetas. Es una parte fundamental para entender la vida en la Tierra y lo que hay más allá de ella. Creo que es un tema que los peques asumen muy bien, un unto en común con todos es la fascinación por el espacio y cómo se creó. En casa triunfan las anécdotas sobre los años luz que separan los planetas, si es posible viajar a marte o por qué la luna brilla por la noche. Son temas que no se entenderían si no hubiera empezado todo con una increíble explosión. Creo que junto con la pasión por los dinosaurios es  el gran punto que une a los peques en algún momento de su vida, el amor por el espacio, la exploración del universo y si hay vida ahí fuera. ¡Incluso a los que somos tan de letras como yo!


Este tomo está dedicado por completo a una parte  fundamental de los humanos, el cerebro. Ese órgano que nos hace especiales e inteligentes (al menos en la mayoría de los casos). Habla de nuestras amigas las neuronas que a las madres nos juegan malas pasadas pero además no se deja ningún palo por tocar, sinapsis, hormonas,... creo que es mejor que el capítulo de Erase el cuerpo humano donde los bichos esos azules con la cabeza con cola corrían pasando mensajes por todo el cuerpo al cerebro. Ese capítulo me dejó traumatizada por las carreras que se daban los pobres bichos y reconozco que más que ayudar a comprender cómo la orden de beber llegaba al organismo me hizo claudicar y confiar en la sabiduría del cuerpo. He aprendido mucho del chocolate leyendo este libro, también os aviso. 


La evolución es otro de los temas fascinantes que más interesan a los peques. Los homínidos, la capacidad del mono en convertirse en el hombre. Sus pequeños pasos y sus grandes logros. Millones de años resumidos en sólo 48 páginas parece un milagro. 


Quizás mi favorito. Quizás también culpa de Érase una vez el cuerpo humano (soy una niña de los 80, perdonadme). No sé mucho del ADN más allá de lo más básico que gracias a CSI se ha ampliado un poco en la edad adulta. El mapa que nos hace únicos, esa increíble codificación con millones de eslabones que nos convierte en hombres o mujeres, que nos da un color de ojos o de pelo, esas mutaciones que consiguen que lleguemos a evolucionar. Está explicado con una claridad que hasta una novata en la materia como yo, o en su defecto un niño de ocho años, puede entenderlo, pero introduce elementos suficientes para que siga interesando a los lectores más mayores que encontrarán contenidos sorprendentes en cada página. 


Motivos para hacerte con al colección.

Los libros de divulgación científica me parecen una forma única de hacer que los niños investiguen por su cuenta en casa. Aunque me enorgullece ser una persona muy "digital" creo que la desaparición de libros de consulta, enciclopedias y diccionarios no ayuda a los peques a animarse a investigar y contrastar fuentes. Me parece muy enriquecedor ver y exponerse a estos contenidos sin necesidad de recurrir a la wikipedia, ofrecerles la opción de aprender de forma distinta y además abrirles un poco la mente a explorar sobre otros temas sin que sea a golpe de clic. Los libros de divulgación científica, sobre todo si están tan bien planteados como esta colección, son una maravillosa elección para acercar a los peques a un mundo de papel, ofrecerles ilustraciones, aventuras y experimentos. 

Su formato lo hace ideal para aprender pero también para abrir sus mentes a investigar sobre las cosas que más les llamen la atención. Animarles con pequeñas anécdotas y curiosidades y en la página final también a experimentar realizando pequeñas pruebas prácticas para aprender algo a través de la experiencia y eso en internet suele ser complicado porque al final ver en un video de YouTube hacer algo no es lo mismo que plantearles la aventura de descubrirlo ellos solos. Eso sí que es aprender. 

FICHA DE LA COLECCIÓN

Título: Colección Científicamente.
Autores: Ana Alonso
Precio: 14.50 €
Fecha de publicación: 08/10/2020
Medidas: 22,7 x 28,1
Formato: Cartoné
Páginas (número): 48 págs.
Edad: +8
Género: Divulgación
Temática: Ciencia

martes, 22 de diciembre de 2020

Maldito Renacuajo de Maite Carranza, Lo que leo.

Descubrimos Lo que leo hace un año. En infantil con su colección verde. Después hemos asaltado algún libro de la colección amarilla pero según vamos cogiendo soltura también conseguimos alcanzar nuevas metas y por fin llegamos a la colección morada que está destinada a niños a partir de 8 años. En el cole usamos el método de Santillana que es la editorial madre de estas colecciones de libros que tienen siempre un punto educativo, realzan los valores de convivencia pero también cuidan cada detalle en sus libros siendo divertidos, sencillos de leer y con ilustraciones preciosas. 


Maldito Renacuajo es una de esas maravillas para los amantes de los piratas. A mi me gustan los piratas. Uso a mi hijo como excusa para revisitar clásicos de Disney y es oír mentar a Barbarroja o Barbanegra , incluso Barbamorada, y se me ponen los pelos de punta de la emoción. no hay nada mejor que un pirata rufián a la búsqueda de un buen tesoro. En este caso Barbarroja es el protagonista de nuestra historia, seguro que lo conocéis, sanguinario, muy malo, recolector de tesoros y un pendón desorejado... Tanto , tanto que resulta que tiene un hijo y no se acuerda de él. Pero eso lo solucionamos las madres enseguida fletando a los mochuelos para que vivan aventuras con sus progenitores en vacaciones. Así, sin avisar aparece un día en el barco su hijo Lucas, un enano inteligente e ingenioso de 10 años que se muere por pasar las vacaciones del cole con su padre y aprender cosas de esas que no te enseñan en el cole, en concreto la vida pirata con sus normas para mantener el status quo de la nave con sus tripulantes y sus escalas. Lo malo es que su padre no acaba de cogerle el punto a eso de la paternidad y le va a costar un poco conseguir que el pequeño Lucas se comporte como un digno sucesor.

El libro está escrito por Maite Carranza, ella estudió antropología y ejerció como profesora de literatura y guionista de televisión. Ha recibido muchos permiso por sus obras para niños y su Maldito renacuajo va ya por su segunda edición. El libro está perfectamente ilustrado por Luciano Lozano, nacido en Cádiz pero que se fue a estudiar "esas cosas de la ilustración" a Barcelona. Publicó en 2017 su primer libro como autor e ilustrador y desde 2011 no ha parado en esto de la literatura infantil con sus dibujos aportando en libros que se han editado en todo el mundo. 

Nos ha gustado mucho el libro por varios motivos, en primer lugar porque la relación entre el padre ausente y el niño que intenta complacerlo es muy tierna pero a la vez un poquito humorística. La imagen del pirata que ni siquiera sabe que es el padre de un pequeño es algo que muchos niños, por desgracia conocen de primera mano, y es un tema que trata de forma muy divertida en tan solo un párrafo. Quitando todo el hierro del mundo y centrándose en la relación de Lucas y su padre se dan roles que al principio resultan un poco chocantes para los pequeños. La necesidad de agradar, la personalidad bruta y distante del pirata y el empeño del pequeño de ser su digno sucesor se convierte poco a poco en un leitmotiv que reseña en cada capítulo con una nueva "lección" que deberá aprender para ser un pirata de bien por muy raras que le parezcan hasta llegar a la octava que aprenderán padre e hijo juntos.

La vida del pirata es una locura y si además hay que llevar a cuestas a un niño de 10 años la cosa se puede volver aún más loca cuando no estás acostumbrado a tratar con otra especie que no sean bribones vagos y engañosos pero para ser su primera incursión en la paternidad a Barbarroja no se le da nada mal. 

Si sois profesores o si habéis decidido abordar esto como lectura colectiva en el cole os recomendamos que os descarguéis las guías de lectura del libro donde hay muchas e interesantes actividades para hacer volar la imaginación de los pequeños: Dibujar a sus personajes, sopas de letras e incluso debatir sobre los valores del libro que no son moco de pavo: estereotipos como los personajes malvados de los piratas o el niño redicho que parece ser al principio Lucas, los modelos de vida de ambos tipos de personas, y, sobre todo, cómo las primeras apariencias pueden engañar y es necesario profundizar para llegar a comprender y querer a las personas ya sean niños repelentes o piratas antipáticos. 

Si además lo que queréis es animarles en la difícil tarea de la comprensión lectora la ficha os ayudará mucho analizando su estructura, ahondando en el vocabulario, alimentando su imaginación pero también con un test rápido que les animará a poner más atención en su lectura.

Su lectura es sencilla por sus capítulos cortos y su estructura simple. Además aunque hay algún reto en cuanto a vocabulario es abordable por los pequeños sin necesidad de mucha ayuda. Además hay varias maneras de afrontar su lectura y los ejercicios de la guía ayudarán a quedarse con la lección simple y la aventura o, si son un poco mayores a profundizar sobre la relación entre padre e hijo que tiene mucha miga pasando de "haberse olvidado de su paternidad" a conseguir trabajar por el reconocimiento mutuo y el respeto de ambas partes lo cual es una lección muy valiosa para la vida. 


FICHA DEL LIBRO

Título: Maldito Renacuajo
Autora: Maite Carranza
Ilustrador: Luciano Lozano
Nº de páginas: 72 
Editorial: Santillana Lo que leo
Idioma: Castellano
Encuadernación: Tapa blanda 
ISBN: 9788491223412 
Año de edición: 2019

viernes, 17 de abril de 2020

Los niños que se olieron algo raro. Ed. Lo que leo

¿Conoces a la familia Gaskitt? Pues son bastante peculiares, está la mamá que es taxista, el papá , un bebé que come tanto que engorda por segundos y unos gemelos muy peculiares. Esta familia nace de la cabeza de Allan Ahlberg y que está ilustrado por Katherine McEwen. 


Hoy os vamos a contar unas cuantas cosas sobre Los niños que se olierpn algo raro, una aventura muy loca que hace saltar de capitulo en capítulo de miembro familiar en miembro familiar y que promete risas por doquier. El día empieza de forma muy rara con un paquete que alguien se deja olvidado en el taxi, ese paquete contiene algo muy especial que va a entretener al gato de la familia de una forma muy peculiar. Mientras algo tan sencillo como hacer a compra se vuelve para el Señor Gaskitt en una pesadilla en forma de persecución muy loca por la ciudad. Mientras los gemelos van al colegio y la profesora actúa de forma extraña, no es raro después e la semana que ha tenido la pobre, un accidente detrás del otro pero... ¿eso hace que olvides los nombres de tus alumnos? ¿o que de repente seas muy desagradable? ¡Yo creo que aquí hay tema para que Gus y Gloria investiguen un montón... 

El libro. 

El libro es divertidísimo y muy, muy loco, los capítulos son muy cortos y saltan de personaje en personaje con una estructura totalmente surrealista o que favorece la sensación de incertidumbre y las ganas de saber más. 

En esta ocasión los gemelos toman más protagonismo con el misterioso caso de su profesora pero todos los miembros de la familia se cruzan en las páginas del cuento de forma continua y cada acción tiene una reacción en lo que les pasará a los demás. 

Muchísimo diálogo rápido, y un lenguaje de lo más visual me llevan a decir que si hay algo genial en Los niños que se olieron algo raro es el uso de la ilustración como hilo conductor de la historia. La potencia de los dibujos son básicos para poder seguir la trama y además resaltan muchísimo lo que pasa en cada momento. Es francamente divertido analizar los detalles, las cosas escondidas tras cada dibujo e incluso las pequeñas anotaciones que aparecen de vez en cuando auto referenciando el libro o el resto de historias de esta peculiar familia. 

Nuestra impresión.

En esta casa nos gusta mucho leer, pero nos gusta más sorprendernos y reír y con esta interesante propuesta hemos conseguido ambas cosas. Igual que normalmente el uso de los capítulos solemos recomendarlo para los primeros lectores e iniciar en la aventura de leer varios días seguidos la misma historia en esta ocasión ha sido un problema porque no pedíamos parar de leer. los capítulos no son muy extensos pero son intrigantes y van de cliffhanger en cliffhanger y … claro, a ver quién es el listo que para. ¡No se puede!

Lo hemos leído en dos semanas 5 veces, eso en el medidor familiar se considera un rotundo éxito. 

En el trascurso del libro, si has leído atentamente los asteriscos que aparecen, te hablan de las aventuras de La familia Gaskitt donde, en cada libro puedes seguir alguna de las peripecias de los miembros de la misma de una forma un poco menos "coral", en Lo que Leo puedes encontrar, a parte de este Los niños que se olieron algo raro El gato que desapareció misteriosamente, La mamá que ganó muchos premios y El papá que se puso toda la ropa. Todos ellos prometen ser igual de divertidos que este. 


Más info del libro en la web de Lo que leo. 

lunes, 6 de abril de 2020

Los olchis en el castillo de Rabenstein. Ed. Lo que leo

Aquí una madre fuera de honda. ¡Lo que ha cambiado la literatura infantil y juvenil en estos años!. En mis tiempos mozos teníamos tres iconos y todos leíamos lo mismo, ya sabéis, un pirata, un cura, buscábamos a Wally… Pero ahora amigos, ahora los niños tienen una increíble riqueza a la hora de elegir lectura. Pueden elegir un tema que les agrade y encontrar tantas referencias que hacen que la lectura sea divertida y no un suplicio. Es una maravilla y abre un mundo de posibilidades infinitas. Hoy os vamos a hablar de Los olchis en el castillo de Rabenstein..


Los olchis nacieron en la cabeza se Erhard Dietl, un alemán que ha desarrollado parte de su carrera en literatura infantil y que además de escritor es dibujante. En Alemania es un autentico ídolo gracias a los olchis, una serie de libros protagonizados por una especie de bichos verdes, sucios y olorosos que viven en una charca maloliente, una mezcla entre ogros y orcos pero simpáticos. Él mismo crea sus aventuras y también les dibuja en todas ellas aunque también ilustra para otros autores y, por supuesto se dedica a hacer cosas super chulas como música. Y claro, además de los volúmenes de los olchis hay muchos otros libros de este autor que te pueden gustar como Lukas o El Valiente Teo.

¿Qué hace especial a los Olchis? 

Los olchis viven en un vertedero que les parece la mar de acogedor. Allí disfrutan de su día a día jugando con sapos y comiendo sopa de espinaca con calcetines viejos y nunca se saltan sus baños de basura. Es una vida apacible y feliz que de vez en cuando abandonan para vivir aventuras con Piratas, dinosaurios, o disfrutar de la navidad. En esta ocasión en uno de sus días normales en el vertedero aparece una niña. La pequeña se ha escapado de su excursión escolar para conocerlos y los olchis deciden unirse a su autobús y pasar la noche en el castillo de Rabenstein. ¡Un castillo! Eso es misterioso y fascinante y da un poco de miedo, ¿no?

Los olchis disfrutarán a tope de esta aventura y descubrirán que a veces las apariencias engañan y en el camino también harán que Greta, su nueva amiga, sea un poco más feliz. ¿Te atreves a acompañarlos?

Dónde encontrar a los olchis. 

Los olchis moran en la colección amarilla de Lo que Leo, la colección infantil de Santillana, y no sólo la aventura del castillo, también podéis ver en su catálogo Los olchis y el pirata negro y Los olchis en el país de los dinosaurios. El libro es especialmente recomendado para niños a partir de 6 años, son libros cortos con dibujos coloridos y capítulos cortos que favorecen la lectura por días para los lectores avispados que empiezan a seguir historias un poco más largas. Son un total de 5 capítulos.

Se compone de mucho diálogo, lo cual hace que sea muy divertido de leer para los mayores porque poner voces es todo un arte en el mundo de la lectura infantil pero además va un paso más allá y al final del libro puedes encontrar un juego donde con unas fichas y un dado puedes intentar llegar al castillo. No hay nada mas genial que los libros que ayudan a los niños a jugar con la historia.

Nuestra opinión. 

A mi los olchis me han caído bien, aunque eso de no lavarse y comer cosas asquerosas me tira un poco para atrás... cosa que al contrario ha fascinado al pequeño de la casa. La conexión con estos simpáticos y gamberros seres verdes ha sido inmediata y ha disfrutado mucho con su noche en el castillo. Al principio ha dudado sobre si la cosa iba a dar miedo pero en seguida ha visto el todo de humor y aventura y ha entrado en la historia a la perfección.

Es una apuesta segura para los que disfrutan leyendo cosas divertidas y comienzan con libros con un poco más de chicha. Serán unos personajes de esos que recuerden cuando sean mayores.

Es un libro de tapa blanda y formato bolsillo, ideal para casa y para llevar de vacaciones por sus dimensiones. Lo puedes encontrar en AMAZON. 

jueves, 2 de abril de 2020

Un baúl lleno de dinosaurios. Ed. Lo que leo.

Lo que leo es la división de lectura infantil y juvenil de la editorial Santillana. Nosotros lo conocemos del cole donde emplean el método de enseñanza de Santillana desde Infantil. Nuestro primer contacto con ellos fue con el proyecto de biblioteca que hicieron el año pasado. Para incentivar el gusto por los libros cada padre aportaba un libro de la colección verde a la clase y los peques lo iba llevando a casa a razón de uno por semana para leer el de todos los compañeros. A nosotros nos tocó, por azar, Caperucita Roja (tal y como se la contaron a Jorge). Yo creo que tuvimos mucha suerte porque era un libro muy divertido, fácil de leer y muy loco. Como sabéis nos está contando un poco esto de la lectura así que si el libro no es interesante o simpático acaba siendo un suplicio. Después de ver la colección verde casi entera descubrimos que siento debilidad por los libros de humor, con personajes divertidos y gamberros y donde hay mucha acción. Una pena porque cada libro de Babar que llegaba a casa era un poco como una tortura china por lo largos que eran o porque acababa filete según se leía, y este hecho daba igual la hora en que nos pusiéramos a leer, era una especie de criptonita. ¡Los niños son así!


A día de hoy, con una lectura casi autónoma y aumentando por segundos la capacidad comprensiva de lo que leemos nos estamos viniendo arriba con los libros de 6 años, que si, que es la edad que tenemos, pero hasta ahora eran una utopía impensable. La colección amarilla es la que corresponde con nuestras capacidades lectoras, y lo asumimos y disfrutamos como los que más porque ir quemando etapas es gratificante pero tampoco es un objetivo vital, lo importante es disfrutarlas todas poco a poco.

Si hay algo que nos gusta de los autores de Lo que leo es que conocemos a todos gracias a los libros de clase y es bonito que los nombres nos vayan sonando. Cuando cayó en nuestras manos justo acabábamos de leer en el libro de Lecturas Amigas un poema de Ana Rossetti, la autora de la que vamos a hablaros hoy. Ana Rossetti es el pseudónimo de Ana María Bueno de la Peña, una autora española que ha desarrollado su obra en todos los ámbitos de la literatura: poesía, literatura, textos teatrales e incluso un libreto para ópera aunque nosotros la conocemos por su trabajo en literatura infantil y juvenil y más concretamente por su serie de "Un baúl lleno de..." y en este caso en particular de su Baúl lleno de dinosaurios.

El libro cuenta las aventuras de un grupo de amigos Chus, Cris, Toni, Gabi y Manu que consiguen que un baúl lleno de cosas inservibles se convierta en una puerta mágica para vivir aventuras. En otras ocasiones lo llenaron de momias, lluvia o piratas pero hoy, hoy les hará viajar millones de años atrás a una época donde los dinosaurios poblaban la tierra y de una conversación fascinante sobre hamburguesas acabarán siendo amigos de un compsoñatus, el dinosaurio más pequeño que conocemos y con un nombre que va genial para ponerlo sobre las fresas "con nata", llamadnos locos pero así aprendimos su curioso y nada fácil nombre.

El libro es muy sencillo de leer, tiene mucho diálogo lo que hace que sea la mar de interesante y dinámico y además cuenta con las ilustraciones de Alfonso Gómez que ayudan a hacerse una composición bastante exacta de los amigos y sus peripecias jurásicas. Los dibujos tradicionales, divertidos y monocromos pegan perfectamente con esta aventura que nos hemos ventilado en un par de tardes y que nos ha dado muchas ganas de leer el resto de baúles que seguro que están llenos de cosas maravillosas.

Puedes comprar Un Baúl lleno de dinosaurios en Amazon. 

Más info del libro en la Web de Lo que Leo. 


SIGUENOS EN INSTAGRAM

 
Arriba