Bebé Friki en Tenerife

lunes, octubre 13, 2014

Día 1: 

Básicamente me desperté en una isla. lo que más molaba es que había una montaña muy tocha

y mis padres se dedicaban a preguntarme donde estaba la dichosa mole de piedra. Deben ser muy tontos porque se ve perfectamente. Ellos: ¿Dónde está el Teide?  y yo "Iiii" y a la media hora otraaaa vez.

Lo que más mola de las vacas es que... te dan de comer lo que quieras, por la mañana me llevaban a un buffet libre que me ponía hasta las trancas. Lo que más me moló fue el plátano, los cereales y los zumos.

Después del primer desayuno nos fuimos a montar en un barco y mientras íbamos de excursión nos atacaron balleas y delfines. no entiendo nada. aunque nadie se asustó. Así que debe ser normal. Luego el barco paró en una cala preciosa y me tiraron al agua. Desde ese momento decidí odiar a mi padre, por arrojarme a alta mar sin permiso.

Pero luego se me pasó un poco el disgusto. Sobre todo cuando en medio de la montaña, en un pueblo llamado Masca me dieron Papas con Mojo picón que está cacho rico. La zona se llamaba Los Gigantes, aunque no había nadie alto, no entiendo nada, todos están locos.

Seguimos bajando a garachico que es un pueblo donde les pasa cosas horribles pero que es muy majo: Garachico. Tiene unas piscinas naturales que son una pasada con sus cangrejitos y sus pececitos y todo.

Lo siguiente no lo comprendo, resulta que vimos un árbol... ¡¡un árbol! que se supone que es muy viejo y tal pero ir hasta el fin del mundo para ver un árbol... El pueblo se llamaba Icod de los Vinos, el árbol se llamaba Drago y allí no había ni dragones ni vinos. Pero bueno.

Día 2: 

Subimos a la montaña, al dichoso Teide, ... y arriba no hay nada. Bueno, hay muchos coches con un teleférico que sube muy alto pero a parte de eso nada de nada.

Después paramos en La Orotava y remojamos el culo en Playa Jardín.

Día 3:  

 Anaga son unas montañas muy altas. Y al final había una playa que era una monada, pero con unas olas que flipas. Paramos en Taganana y Benijo, muy aconsejable.

Comida en La Laguna y remojada de culo en las piscinas de César Manrique que son de agua salada y están al lado del mar.

Día 4: 

El Loro Parque era un sitio donde la gente iba a ver unos loros mu monos haciendo cosas simpáticas. Pero ahora es un cacho parque zoológico IMPRESIONANTE.

Se supone que es uno de los mayores reclamos turísticos de Tenerife así que como molo mucho me llevaron. Y lo flipé. Primero porque los espectáculos son muy chulos, además los muy sádicos me sentaron en todas las Splah Zone (lo que viene a ser donde salpican los peces gigantes).

El parque tiene peces y pájaros, básicamente. Eso sí, de muchos tipos, desde pequeñitos a muy grandes. Pero la verdad es que nos resultó muyyyy divertido verlo todo.

Conocí a gente interesante, como la pintacaras que vino a buscarme cuando me dio por organizar una excursión por mi cuenta por el parque.

Además me regalaron la pluma del loro Paco, y yo más contento que una perdiz. Creo que fue lo que más me gustó junto con una iguana que no hacía nada de nada.

Día 5: 

Disfrutamos de la piscina, nadamos y nos preparamos para ir a conocer a mi novia. Mi novia se llama Alba y es un poco mayor que yo, y muy mandona, pero se lo perdono porque nos queremos mucho. Ella me enseñó Santa Cruz y esperamos que nuestro amor no muera nunca.

Día 6: 

Otra mañana de piscina y excursión de domingueros a las playas de Los Cristianos y Las Américas de relax.

En el hotel disfrutamos de las zonas de niños y me dejaron guarrear en la última cena. Mis papis son así

Día 7: 

El Spa... Los del hotel cometieron un error, dijeron a mis padres que podía pasar al SPA si no entraba a la piscina, pero no dijeron nada de los circuitos de piedras o las duchas... ¿Y qué hicieron ellos? Pues meterme en todo menos en las piscinas. Ellos dicen que son obedientes pero yo creo que hicieron trampas.

Y ya nos volvimos a casa, no sin antes perder las maletas un rato en el aeropuerto y esas cosas que nos hacen únicos.

Las vacaciones perfectas para ser un bebé. 




Canción: Mojo Picón - Juan Carlos Senante

 

Si te gusta compartelo

No os equivoquéis, yo escribo todos y cada uno de los post. Pero mi madre se empeña en ayudarme, corregirme y echarme la bronca porque dice que no quiere que acabe usando el teclado como los niños de hoy en día sin acentos y signos de puntación... Así que si hay algo mal la culpa es suya. Puedes mandarnos un Email a contacto@bebefriki.es

Cosas Parecidas

Siguiente
« Post Anterior
Previo
Post Nuevo »

PUBLICIDAD